¿Qué es la captura de carbono?

Si hay una herramienta subutilizada pero poderosa para luchar contra la crisis climática, es la captura de carbono. ¿Qué es, y qué la hace tan poderosa?

Si hay una herramienta subutilizada pero poderosa para luchar contra la crisis climática, es la captura de carbono. ¿Qué es, y qué la hace tan poderosa? |

Todos sabemos que la cantidad de CO2 en la atmósfera es actualmente un problema. El CO2, o bióxido de carbono, es un gas de efecto invernadero.

Aún así lo bombeamos a la atmósfera a tasas aceleradas. La mayoría de la estrategias de cambio climático se basan en reducir la cantidad de CO2 que producimos.

Utilizar energía renovable, implementar medidas de eficiencia energética, promover el transporte público y reducir el tráfico aéreo son medidas que  tienen como propósito reducir la velocidad en la cual producimos CO2, pero no van a poder aplanar la curva por sí mismas.

Entonces, es absolutamente necesario capturar CO2 de la atmósfera y ponerlo en la superficie de la Tierra. Esto es lo que llamamos captura de carbono. De acuerdo con el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (2018), no hay manera de que consigamos nuestros objetivos climáticos sin estrategias de captura de carbono.

Afortunadamente, hay muchas maneras de hacer esto. Algunas están basadas en lo técnico y otras están basadas completamente en la naturaleza.

Las soluciones basadas en la naturaleza trabajan con el concepto de la fotosíntesis. ¿Recuerdan cómo se nos enseñó que las plantas toman CO2 y arrojan Oxígeno?. Bueno, esta es una de las maneras más eficientes de limpiar el aire que respiramos. La deforestación está limitando rápidamente la capacidad de la Tierra de hacer esto naturalmente, por lo que es imperativo que ayudemos.

La razón por la cual la fotosíntesis funciona tan bien es porque hace exactamente lo contrario a una reacción combustión. Cuando quemamos combustible como el petróleo, gasolina o madera, el oxígeno en el aire reacciona con el carbono dentro del combustible.  Se combinan y crean el infame CO2.

Cuando un árbol hace fotosíntesis toma CO2 de la atmósfera. Separa la molécula, enviando la parte “O2” (oxígeno) al aire. La parte “C” se convierte en la madera del árbol, por lo que se queda ahí y deja de provocar cambios climáticos.

Un extenso programa de captura de carbono basado en la naturaleza (como el de Toroto) consiste en la gestión de bosques a gran escala. Protegemos, nutrimos y hacemos crecer bosques de tal forma de que el área forestal se incrementa, pero también se incrementa la cantidad de CO2 capturado por hectárea de bosque.

Las razones principales por las cuales nos gustan las soluciones basadas en la naturaleza son:

- Obtenemos aire limpio porque producimos oxígeno

- Se crean empleos rurales porque bosques inmensos sólo pueden existir en áreas rurales

- El agua es cosechada por los bosques, y se previenen erosiones

- La vida salvaje endémica puede seguir viviendo en estos bosques

Las soluciones tecnológicas varían mucho. Existen dos maneras de acercarse a la solución:

1. Capturar CO2 en el momento que se crea y almacenarlo

2. Succionar CO2 de la atmósfera y luego almacenarlo

Ambos presentan retos, y en estos momentos ninguno es más efectivo en cuanto al costo que plantar y cuidar árboles. Independientemente, existen inmensas oportunidades de negocio 

Si somos capaces de succionar CO2 de la atmósfera y luego construir con esto materiales útiles, sería la mejor manera de luchar en contra de la crisis climática. ¡Imagínate que fuéramos capaces de reemplazar el plástico por un material hecho de CO2!

Algunas “startups” están trabajando en ello y al parecer están encontrando soluciones prometedoras. De momento, nos mantendremos plantando y cuidando árboles.

SHARE

Últimas historias

¡Feliz 2022!

Desgraciadamente, esto no es posible sin antes dejar ir todos los hábitos que nos llevaron a provocar el calentamiento global.

Oportunidad laboral: Coordinador(a) de Desarrollo de Negocios

Buscamos a una persona que nos ayude a convertir la ambición climática de clientes corporativos en planes y estrategias ejecutables.